FANDOM


ASUNTO | Informe sobre Plan de Restitución y Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de explotación de la solicitud de prórroga de vigencia de la concesión de explotación “CEMENTOS MORATA” nº2482 en T.M. de Morata de Jalón, Chodes y Almunia de Doña Godina

INFORME sobre el Estudio Impacto Ambiental

[1] En aplicación de la Ley de Minas, la solicitud de prórroga es un procedimiento administrativo que debe empezar 3 años antes de la caducidad de la concesión vigente (art. 81 Real Decreto 2857/1978, de 25 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General para el Régimen de la Minería) [2] En aplicación del artículo 3 del RD 975/2009 sobre gestión de los residuos de las industrias extractivas y de protección y rehabilitación del espacio afectado por actividades mineras1, de la vigente Ley de Minas, a criterio de la Administración competente en 1 Artículo 3 ...[]... 7. A los efectos de este real decreto se entenderá por: a) Rehabilitación: el tratamiento del terreno afectado por las actividades mineras de forma que se devuelva relación con el avance de la legislación en materia de medio ambiente, se solicita un Estudio de Impacto Ambiental y un Plan de Restauración de la concesión ya existente desde hace casi 30 años2. [3] No hay base de cálculo alguna que respalde la descripción de la vegetación potencial (p.81 EsIA) Cálculo incompleto de la vegetación potencial. Este se basa en la suma de la temperatura media anual, la máxima y la mínima del mes más frío (Índice de Termicidad o similares; Rivas-Martínez) dado que lo que se busca es una aproximación al límite vegetativo potencial o hábitat potencial. En este sentido, el Índice de Termicidad es una horquilla entre 251 y 195, en base a los datos expuestos (EsIA,p.64), valores que corresponderían con el Piso Mesomediterráneo superior, con rasgos aislados más propios del Piso Supramediterráneo inferior. Unido esto a una precipitación media anual de 372 mm propio de un ombroclima seco. [4] El EsIA no presenta valoración de los impactos (p.109) ni metodología seguida; tan sólo se limita a reflejar un listado de impactos y declarar que todos son compatibles sin aportar datos que los respalden. Por tanto, alegamos que incumple el apartado 4 del Anexo VI de la Ley de 21/2013 de Evaluación Ambiental de 9 de diciembre (BOE nº296, 11/12/13): "La valoración de estos efectos se realizará, siempre que sea posible, a partir de la cuantificación, empleándose para ello, aquellas metodologías contempladas en normas o estudios técnicos que sean de aplicación" [5] El EsIA carece de alternativa 0 (p.6 EsIA). Queremos recordar que, en este sentido, la ley 22/2013 de Evaluación Ambiental es clara: "Artículo 35. Estudio de impacto ambiental. 1. El promotor elaborará el estudio de impacto ambiental que contendrá, al menos, la siguiente información en los términos desarrollados en el anexo VI: a) Descripción general del proyecto y previsiones en el tiempo sobre la utilización del suelo y de otros recursos naturales. Estimación de los tipos y cantidades de residuos vertidos y emisiones de materia o energía resultantes. b) Exposición de las principales alternativas estudiadas, incluida la alternativa cero, o de no realización del proyecto, y una justificación de las principales razones de la solución adoptada, teniendo en cuenta los efectos ambientales." En base a los hechos expuestos concluimos que incumple la ley básica en numerosos el terreno a un estado satisfactorio, en particular en lo que se refiere, según los casos, a la calidad del suelo, la fauna, los hábitats naturales, los sistemas de agua dulce, el paisaje y los usos beneficiosos apropiados. 2 Artículo 29. Consulta a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas. 1. Simultáneamente al trámite de información pública, el órgano sustantivo consultará a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas LEY 11/2014, de 4 de diciembre, de Prevención y Protección Ambiental de Aragón puntos, siendo esta nueva causa de nulidad del EsIA alegado. [6] El Programa de Vigilancia Ambiental (PVA; EsIA p.102) aparece en el EsIA la periodicidad en el seguimiento de lixiviados, de emisiones de polvo o ruidos, desde SEO/BirdLife consideramos estos plazos son insuficientes3 [7] Observamos que, en relación con las afecciones a la fauna, el EsIA no establece periodicidad alguna [8] No aparece periodicidad en el seguimiento de aves. SEO/BirdLife recomienda el diseño y ejecución de un estudio de aves con un seguimiento semanal durante los 5 primeros años de explotación. Esta periodicidad podría ser modificada en función de la pérdida o ganancia de poblaciones orníticas, información obtenida durante el seguimiento. Igualmente, y en función de la diversidad obtenida y de las infraestructuras generadoras del impacto, se valorarán las medidas correctoras adecuadas en cada caso por personal cualificado e independiente. [9] El EsIA no tiene documento de síntesis4 3 Con carácter trimestral se realizará una medición de ruidos en tres puntos de control situados en el exterior de viviendas de Morata de Jalón, registrando los niveles de ruido con y sin actividad. Mensualmente se revisará la vigencia de la ficha de Inspección Técnica de Vehículos de todas las máquinas autopropulsadas que se utilicen en la ejecución de la explotación minera y en el momento que lo solicite el responsable de Seguimiento Ambiental. Con carácter semestral o cuando lo considere oportuno el responsable del seguimiento ambiental se medirán los niveles de ruidos de la maquinaria utilizada. Fuente: EsIA, página 192 4 7. Documento de síntesis, que comprenderá en forma sumaria: a) Las conclusiones relativas a la viabilidad de las actuaciones propuestas. b) Las conclusiones relativas al análisis y evaluación de las distintas alternativas. c) La propuesta de medidas preventivas correctoras compensatorias y el programa de vigilancia tanto en la fase de ejecución de la actividad proyectada como en la de su funcionamiento y, en su caso, el desmantelamiento. El documento de síntesis no debe exceder de veinticinco páginas y se redactará en términos asequibles a la comprensión general. Fuente: Ley 22/2013 de Evaluación Ambiental, Anexo 6

INFORME sobre el Estudio Plan de Restitución

[10] El Plan de Restitución es una parte importante e imprescindible dentro del EsIA5 pero por las especiales características de este proyecto, de ampliación de la explotación ya existente desde antiguo, se desarrolla en documento aparte siguiendo lo especificado en el apartado 6 del mencionado Anexo VI de la Ley 21/2013: “6. Propuesta de medidas preventivas, correctoras y compensatorias. Se indicarán las medidas previstas para prevenir, reducir, eliminar o compensar los efectos ambientales negativos significativos, de las distintas alternativas del proyecto. Con este fin"

[11] De este apartado 6 queremos resaltar el hecho de que las medidas previstas son elegibles entre preventivas, de reducción, eliminación del impacto o bien de compensación, según el tipo de impacto o factor del que se trate. Caso contrario, la redacción debiera decir “reducir, eliminar y compensar”. Un proceso de seguimiento de esas pautas. [12] En el párrafo siguiente del mismo apartado 6 vuelve a redundar en la elegibilidad de las medidas y más en concreto el “efecto contrario de la acción emprendida” base de nuestras observaciones en este informe del Plan de Restitución: “Se describirán las medidas adecuadas para prevenir, atenuar o suprimir los efectos ambientales negativos de la actividad, tanto en lo referente a su diseño y ubicación, como en cuanto a los procedimientos de anticontaminación, depuración, y dispositivos genéricos de protección del medio ambiente. En defecto de las anteriores medidas, aquellas otras dirigidas a compensar dichos efectos, a ser posible con acciones de restauración, o de la misma naturaleza y efecto contrario al de la acción emprendida. El presupuesto del proyecto incluirá estas medidas con el mismo nivel de detalle que el resto del proyecto, en un apartado específico, que se incorporará al estudio de impacto ambiental.” [13] El estudio sobre Medidas preventivas mediante remodelado, (p.71 EsIA) contempla –en síntesis- varias medidas de restauración consistentes en: 1. Reducción de la cabeza del talud superior de la cantera 2. Minimización de paredes de todos los taludes mediante terraplenes con pendiente mediante acumulación de escombro 3. Cubrir el escombro con suelo fértil y sobre éste, revegetar. [14] Estas acciones de remodelado no van a suponer, por sí mismas, una reducción de la 5 ANEXO VI … f) Establecimiento de medidas preventivas, correctoras y compensatorias para reducir, eliminar o compensar los efectos ambientales significativos “distancia” con el hábitat climácico propio o vegetación potencial [3], ni siquiera semejante al todavía existente en las inmediaciones. Si acaso, a un entorno dominado por la vegetación ruderal y por consiguiente, de acusado componente nitrófilo más propios de ambientes xéricos o degradados a los que está ligada otro tipo de flora y fauna, muy diferente de la que se encuentra en los alrededores. [15] Dado el tiempo transcurrido desde el inicio de la explotación de la cantera y el abandono temprano de algunos sectores por agotamiento del recurso de la misma, se han encontrado numerosas especies de fauna6, nidificantes de estos acantilados y paredes o que los emplean como oteaderos. [16] SEO/Birdlife está a favor de la restauración del impacto ambiental con el objetivo de alcanzar un estado de conservación lo más próximo posible a los hábitats originarios, pero en este caso [15] concurren circunstancias muy especiales en materia de conservación de aves y quirópteros. Por consiguiente, una acción de remodelación conllevaría ahora una destrucción de hábitats de especies y un delito penal contra la fauna7 sin perjuicio de las excepciones que pudieran darse mediante permiso del órgano ambiental8 [17] En consecuencia, SEO/Birdlife propone que, entre las medidas elegibles [11] se opte por las medidas preventivas a favor de la fauna ya existente y de la que a corto plazo pueda asentarse mediante acciones muy concretas sobre la cantera abandonada9 que en síntesis, se resumen así: 6 ..se ha comprobado la nidificación prácticamente en todos los taludes de la cantera de especies de aves paseriformes características de roquedos, como la collalba negra y el gorrión chillón. Página 15 Cabe destacar que todas las especies detectadas [Murciélago de borde claro (Pipistrellus kuhlii), Murciélago enano (P. pipistrellus), y murciélago montañero (Hypsugo savii)] son fisurícolas, por lo que es muy probable que existan refugios en grietas de los taludes de la cantera. Página 16 Fuente: Propuesta de mejora del hábitat para la fauna en la cantera de CEMEX en Morata de Jalón, SEO/BirdLife 2018 7 Artículo 325 y siguientes Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, BOE núm. 281 de 24 de Noviembre de 1995 8https://www.seo.org/2018/08/27/la-destruccion-de-nidos-de-especies-protegidas-un-delito-cada-vez-mas-perseguido/ 9“a menudo estos taludes son deficientes en lo que se refiere a la disponibilidad de sustratos, tales como repisas, cavidades y grietas, imprescindibles para que las aves rupícolas puedan instalar su nido en ellos. Así, para facilitar la colonización de los mismos por las aves se generarán una serie de repisas y cavidades con unas dimensiones específicas diseñadas para diferentes especies objetivo” Medidas de mejora del hábitat para las aves para el plan de restauración de las explotaciones de mineral de la Loma Atravesada y el Pueyo (Zaragoza) Seo/BirdLife 2016, página 12 Nombre común | Tipo sustr. | Nº sustr. | Longitud (m.) | Profundidad (m.) | Altura (m.) ____________________________________________________________________________________ Águila real Repisa 3 1,5-2 1-1,5 - Águila perdicera Repisa 3 1,5-2 1-1,5 - Buitre leonado Repisa 10 1 1 - Alimoche Cavidad 3 0,8 0,8 0,8 Halcón peregrino Cavidad o repisa 4 0,6 0,6 0,6 Cernícalo vulgar Cavidad o repisa 4 0,4 0,4 0,3 Cernícalo primilla Cavidad 4 0,4 0,4 0,3 Lechuza común Cavidad 4 0,5 0,5 0,4 Búho real Cavidad 4 0,8 0,8 0,8 Chova piquirroja Cavidad 2 0,3 0,6 0,3 ____________________________________________________________________________ Fuente: Medidas de mejora del hábitat para las aves para el plan de restauración de las explotaciones de mineral de la Loma Atravesada y el Pueyo (Zaragoza) Seo/BirdLife 2016 [18] Estas medidas propuestas, además de preventivas también son medidas de compensación, ampliadas con revegetado de las bases de los taludes. Todo ello, sin perjuicio de otras medidas adicionales de protección de las personas contra el riesgo de caída, de desprendimientos o embalsados accidentales de pluviales mediante balizados, vallados adecuados y drenes de desagüe inherente a estos trabajos de restauración. [19] Sin entrar a valorar los costes inversamente proporcionales entre reposición de taludes y aporte de suelo fértil –con acopio de materia prima in situ- y revegetación –que incluye transporte, viveros y mano de obra especializada ajena- por las razones expuestas en párrafos anteriores, en el presupuesto no se aprecia partida alguna de vallado, balizado o colocación de geotéxtiles para ladera y taludes inestables y balsas. A esto añadir que la partida alzada de cajas nido no va acompañada de presupuesto para medios auxiliares para su colocación (elementos de seguridad para anclajes de cuerdas, personal especializado en trabajos verticales o elevadores)


Nombre común     | Tipo sustr. | Nº sustr. | Longitud (m.) | Profundidad (m.) | Altura (m.)
Águila real	     Repisa	     3	        1,5-2	          1-1,5         	-
Águila perdicera     Repisa	     3	        1,5-2	          1-1,5	                -
Buitre leonado	     Repisa	    10	          1	            1	                -
Alimoche	     Cavidad	     3	        0,8	            0,8	               0,8
Halcón peregrino  Cavidad o repisa   4	        0,6	            0,6                0,6
Cernícalo vulgar  Cavidad o repisa   4	        0,4	            0,4                0,3
Cernícalo primilla   Cavidad	     4	        0,4	            0,4                0,3
Lechuza común	     Cavidad	     4	        0,5	            0,5	               0,4
Búho real	     Cavidad	     4   	0,8	            0,8	               0,8
Chova piquirroja     Cavidad	     2	        0,3	            0,6                0,3

REFERENCIAS